Se acabó el Giro de Italia

Se acaba hoy una edición mas del Giro de Italia, en el que ha habido un recorrido espectacular. Y diría, que al igual que la Vuelta, ya van varias ediciones en que la combinación de etapas bien diseñadas y la implicación de los protagonistas, están adelantando por la derecha al Tour de Francia. La carrera francesa sigue siendo la mas importante pero no la mas atractiva, y deberán hacérselo mirar si no cambia la cosa.
Como decía, en esta edición del Giro, se ha llevado la tostada el Movistar de Carapaz y Landa. Dos corredores en podium (si no se complica nada de aquí a que acabe la etapa) y victoria por equipos, que dan la imagen de lo que ha sido el equipo durante la carrera. Una squadra bien armada, muy compenetrada, con las ideas muy claras, muy bien manejada desde el coche. Tanto que no parece que hablemos del equipo telefónico.



Tan acostumbrados que nos tiene a cagarla una y otra vez desde el punto de vista táctico, con auténticos desastres en esta faceta, parece mentira que en este Giro no hayan hecho nada mal, todo lo contrario, definiría su carrera como espectacular.
Me fastidia hablar de estas cosas en un momento de celebración y alegría para el equipo y el deporte español, pero me da la impresión de que la gran carrera de Movistar se justifica con la ausencia de sus dos grandes líderes, Valverde y Nairo.
La ausencia del perdigón y el colombiano, creo que ha sido un bálsamo para el equipo. Hablamos de dos ciclistas de mucho peso en carrera, que me da la sensación, condicionan mucho pero que mucho la táctica en carrera. Y cuando hablo de condicionar, no me refiero precisamente a los ciclistas sino a los que van en el coche.
Me parece que la ausencia de ambos ha dado libertad total al equipo, liberándole de egos y permitiendo que diseñen la táctica mas adecuada a cada momento de carrera, y como he dicho antes lo han bordado. Aunque es solo una opinión

Comentarios