Cambio generacional en el Tour

Ya en la pasada Dauphine Libere se pudo ver que las nuevas generaciones aprietan, que han dado un paso hacia adelante y que lo que era hasta ahora un proyecto, se está convirtiendo en realidad.
Quizá la etapa de hoy ha venido a confirmar esos augurios y supone un punto de inflexión a la hora de establecer favoritos para ganar una grande.
Los Bardem, Barguil, Aru, Pinot, Doumoulin, etc. Piden paso a a los grandes nombres de los últimos años (Froome, Contador, Valverde, Nairo, Nibali, etc.) y lo hacen no llamando a la puerta sino derribándola sin mas.
Tour de Francia: Clasificaciones de la etapa 8 del Tour

Con Doumoulin ganando el último Giro frente a Nibali, con Bardet en un estado de forma excepcional y en plan valiente en este Tour, con Aru mas fino que nunca, parece que la brecha entre grandes y aspirantes se ha cerrado definitivamente.
Haciendo un repaso a los primeros, parece que en los casos de Nibali y Contador, ya no están para ganar una grande. Nos han dado momentos impresionantes en esto del ciclismo y nuestro máximo respeto por ello, pero ya no parecen estar para aguantar tres semanas al máximo nivel. Si para vueltas menores, como ha demostrado Alberto en un impresionante principio de temporada.
En el caso de Froome, sorprende verle llegar a un descanso del Tour sin poder sentenciar la carrera, rodeado de candidatos a muy poco tiempo y sin ese dominio característico de los últimos años. NO quiere decir que no pueda ganar, pero es indudable que se le multiplican los enemigos que ademas son todos valientes. Caso aparte es Nairo, un corredor al que se le ha acabado el crédito en el Movistar, y la próxima llegada de Landa parace confirmar eso. Para mi sigue teniendo piernas para una grande, pero no en Movistar, donde por lo que sea no han sabido explotar su talento. Para las dos partes será beneficioso separarse.
De los nuevos, los que derriban la puerta ¿que decir?, me gustan todos: La valentía y crecimiento de Bardet, el descaro de Aru, la clase de Landa, la brega de Pinot, el CICLISTA con mayúsculas que es Doumoulin, o el futuro de Barguil (si se lo acaba creyendo) o los hermanos Yates, y la revelación que supone Calmejane. Vienen para quedarse, quieren su parte del pastel y lo quieren ya. Ya están aquíiiiii¡¡¡¡

Comentarios