Las dudas de Froome y el #FreeLanda

Aun sin saber si finalmente habrá temporada 2020 (soy pesimista al respecto), ya comienza a haber movimientos importantes en el pelotón.
El primero y mas llamativo es el de Froome, que después de leer las declaraciones de Bernal diciendo que en ningún caso se sacrificará en el Tour por un compañero, perdiendo sus opciones de ganar, le ha visto las orejas al lobo y busca equipo. En principio para 2021, pero no es descartable que cambie de escuadra en el próximo mes de agosto.
No me sorprende el movimiento de Froome. Sin contrato para el año que viene, con el reto entre ceja y ceja de ser el ciclista con mas Tour ganados de la historia y con dos compañeros de equipo, a día de hoy mejores que él, como son Bernal y Thomas (los últimos ganadores de Tour), que le tapan el hueco por todos lados.
Quizás, o no, un poco mas sorprendente el pasotismo del Ineos, que en una jugada similar a la de Ferrari en formula 1, se despide de un corredor con cuatro Tours y dos vueltas, entre otras vitorias, pero con 34 tacos, para confiar en un jovencito con un Tour, que parece el futuro. Visto así, parece apostar adecuadamente.



Personalmente, y habiendo sufrido en mis carnes lesiones significativas, aunque por supuesto no tan graves como las de Froome (o no todas a la vez :-), dudo que pueda volver a su nivel. Mentalmente es muy fuerte, quizá el que mas, pero físicamente nada vuelve a ser igual. En un mundo profesional, donde cualquier detalle marca la diferencia entre los mas grandes, las lesiones de Froome se me antojan una carga demasiado grande para volver a ser numero uno. Quizá me equivoque, es lo bonito de esto, pero recordando a otros grandes corredores que tuvieron un percance similar, como Beloki o Andy Schleck, la estadística está en su contra.
Lo que está claro es que Froome quiere correr 4 años mas, lo ha declarado, y la pregunta es ¿en donde?, pues aquí viene lo bueno. El mejor posicionado es el Bahrein de Landa y Poels, por lo que tal vez el vasco tenga que seguir en su búsqueda de un equipo al que capitanear en solitario, y sus seguidores recuperar el ya famoso hastag "FreeLanda", porque si el británico llega, ya sabemos quien va a ser el lider, mas todavía con el apoyo de su amigo Poels.
A la zaga del Bahrein está nuestro querido Movistar, que con este movimiento parece arrepentirse rápido de su apuesta por los jovenes como Soler y Mas, e irse a la caza de su archienemigo durante los últimos años. Por supuesto es un buen fichaje, pero un corredor como Froome, necesita un equipo a su servicio 100% en una grande, por lo que las posibilidades de crecimiento de Soler y Mas quedarían absolutamente anuladas.
Veremos en que acaba la película, pero creo que Froome se irá ,mas temprano que tarde, y si no se va y hay carreras este año, veremos en el Tour una repetición del día menos pensado, en versión británica. Porque como dije entonces, puedes ir a una grande con tres lideres, si están claros los roles y las sucesiones en carrera, si no lo están...que dios te coja confesado.

Comentarios