Cuando ya no caben las excusas

El ciclismo es como la vida misma, y muchas veces nada es lo que parece ser.
Al final resulta que no es el Yneos el que bloquea el Tour, que no son los ingleses los culpables de que no se ataque, de que los favoritos no se muevan, de que todo el mundo se conforme.
En un Tour en el que el antiguo Sky no carbura como antes (o tal vez son el resto de equipos los que han crecido, por ejemplo Jumbo o Groupama), la vida sigue igual, el Tour sigue igual.
Esperaba un Tour aburrido, ante la falta de forma de todos los favoritos: Thomas saliendo de una recuperación, Froome en casa, Nibali reventado del Giro, Bardet ninguneado en Mont Ventoux una semana antes, etc. Solo Fulsang y Pinot parecían llegar bien. Y mas o menos mis esperanzas se han confirmado, porque aunque las dos ultimas etapas nos puedan hacer perder la perspectiva, nada ha cambiado.


Sigue siendo Pinot el mas valiente, sigue siendo Landa el que tiene menos suerte y no hay mucho mas que contar, salvo la refrescante aparición de Alaphilippe.
En un Tour en el que el Yneos no controla nada, ¿Quién ataca, mas allá de Pinot y Landa? nadie.
¿Dónde está el Astaná? ¿y el Scott? ¿el AG2R?, solo el Jumbo y el Movistar parecen mantener el tipo. Los holandeses tirando y controlando para nada, y el Movistar con graves problemas de bicefalia una vez mas, Landa y Nairo, Nairo y landa. Ambos fuera del equipo para el año que viene, pero uno tal vez se vaya antes que el otro.
La imagen de hoy de medio equipo sacrificándose por Landa, mientras que Nairo no le ofrecía ni media rueda, no se puede repetir. No valen excusas, un profesional por muy cansado que vaya, ha de poder hacer aunque sea un kilometro a muerte, solo uno se pide, que menos que eso. Nairo no.
Con una semana de Tour por delante, solo Pinot y Lanza ofrecen esperanza, solo ellos dos no se conforman.
En un Tour donde el Yneos ya no controla nada, nada ha cambiado realmente, salvo que ya no caben las excusas.


Comentarios